sábado , 23 marzo 2019
destacados
Un hombre se hizo pasar por ciego para probar la honestidad de la gente. Este fue el impactante resultado

Un hombre se hizo pasar por ciego para probar la honestidad de la gente. Este fue el impactante resultado

Un hombre en Australia realizó un experimento social para probar la honestidad de la gente a la cual se le solicitaba ayuda en la ciudad de Adelaida. Adrian Gee salió por las calles haciéndose pasar por una persona invidente que necesitaba cambiar un billete de 5 dólares.

(Lea también: Fotos: poniendo en riesgo sus vidas, surfistas desafían a las bien llamadas ‘olas monstruo’ )

El experimento consistió en probar a las personas mientras Adrian se acercaba con dos billetes en sus manos, uno de 5 y otro de 50 dólares, fingiendo entregar erradamente el billete de mayor valor a cambio de 5 dólares en monedas.

Sorprendentemente no fueron pocas las personas que se aprovecharon de la aparente discapacidad del invidente y descaradamente se quedaron con el billete de 50, obteniendo una ganancia de 45 dólares producto de la deshonestidad.

Varias personas, incluyendo una pareja, sin ningún escrúpulo le mintieron al invidente asegurándole que estaba entregando el billete correcto, a pesar de preguntar si no estaba entregando el equivocado.

Aparte de la pareja, de los cinco hombres puestos a prueba, dos fueron honestos junto con las tres mujeres que se encontraban solas mientras el invidente pedía ayuda. La última de todas las personas puestas a prueba fue terriblemente descarada.

¿Cómo crees que tú y las personas en tu ciudad hubieran actuado?

[jwplayer player=”1″ mediaid=”19157″]

Acerca de Sara Ackerman

Sara Ackerman
Amante del cine, el entretenimiento, los animales y la buena vida. Colaboro con elrunrun.net desde el 2014. Contacto: saraackerman@elrunrun.net
Más en De todo un poco, Sorprendente
fotos que enganan a tus ojos
¡Te harán creer cosas que no son! 38 fotos que engañan a tus ojos

video borracho que agredio a un conductor de uber
Video: pasajero borracho que agredió a un conductor de Uber se lleva su merecido

Cerrar