lunes , 20 mayo 2019
destacados
Cómo reconocer las primeras señales de la demencia y cómo prevenir la pérdida de memoria

Cómo reconocer las primeras señales de la demencia y cómo prevenir la pérdida de memoria

Contrario a lo que comúnmente se piensa, la demencia no es una enfermedad como tal; más bien es una serie de síntomas estrechamente relacionados y que implican deterioro de la capacidad de razonar, pensar y recordar.

Cuando tales síntomas se conjugan, empiezan a afectar el desempeño personal, aún en las tareas diarias más básicas. ¿Hay manera de evitar que esto pase? No todos los casos son iguales, pero si en algo hay unanimidad en la comunidad médica es en que si se detectan las señales de la demencia y se hace algo para impedir su avance, las perspectivas de los pacientes son buenas.

Una cosa importante a tener en cuenta es que no toda disminución de la memoria implica necesariamente demencia; simplemente puede ser una diminución de esta función consecuente con la edad. Por eso es importante seguirle la pista a una gama amplia de señales como las que reseñamos a continuación.

  1. Apatía emocional. Una de las más significativas señales de la demencia y de la pérdida de la memoria es la apatía pronunciada. Cuando una persona que acostumbraba a disfrutar de cosas como hobbies y de repente se siente desmotivada a hacer todo aquello que antes le era emocionante, debe preguntarse si es un cambio de consciente o sentido o es un simple desgano inexplicable. Si es lo segundo, hay que vigilar de cerca el comportamiento.
  2. Problemas de orientación. Pasarse con frecuencia del lugar donde se debía virar al conducir y perderse en sitios que ya deberían ser habituales son señales de alerta ante las que no es prudente la indiferencia.
  3. Acciones repetitivas. Si una persona compra dos veces la leche del día porque olvidó que ya había hecho esa acción, entonces hay que empezar a seguirle la pista al desempeño de la memoria. También hay que estar atento cuando en una conversación hay repetición de preguntas que ya habían sido planteadas en otro momento de la charla.
  4. Problemas de memoria a corto plazo. No es para alarmarse entrar a una habitación y olvidar por un momento para qué habíamos ido a hacer allí. Sin embargo, cuando tales lagunas ocurren con mucha frecuencia y además no es fácil recordar el propósito de algo que se hacía, es hora de consultar a un profesional de la salud que pueda valorar y determinar el estado de la memoria. De todos los síntomas, este es el más significativo porque toca el aspecto medular de la demencia.

(Lea también: Dormir mucho y estar mucho tiempo sentado es tan malo como fumar y beber)

¿Se puede evitar la demencia?

El sólo hecho de tener un diagnóstico oportuno es ya un avance. No es  posible garantizar una evasión total del deterioro, pero sí hay muchas alternativas que se pueden tomar para reducirlo significativamente. Algunos fármacos que retrasan la aparición de los más fuertes síntomas de la demencia y un buen planteamiento nutricional, que evite grasas y otros factores de riesgo, son definitivos para ganar la batalla y prolongar los años de lucidez.

La pérdida de memoria es el signo más prominentes de la demencia.

La pérdida de memoria es el signo más prominentes de la demencia.

En cuanto a evitar la pérdida de memoria, pilar de la salud mental, son benéficas las actividades que estimulan el uso de las facultades cognitivas  (juegos, rompecabezas, etc.), pero no es verdad que dichas actividades sean más importantes que la actividad física. De hecho, el ejercicio físico, a cualquier edad es insustituible. La mente es sana cuando habita un cuerpo sano.

Acerca de Antonio De Ferrán

Antonio De Ferrán
Con licencia para informar. Pendiente de todos los datos que te interesa saber. Sígueme y te cuento más en Twitter: @PieroBruselas. Contacto: aferran@elrunrun.net
Más en De todo un poco, Mundo variado
Conoce la historia de la bloguera que hizo despedir a un hombre por sus comentarios en internet

Dormir mucho y estar mucho tiempo sentado es tan malo como fumar y beber
Dormir mucho y estar mucho tiempo sentado es tan malo como fumar y beber

Cerrar